Haga ejercicio de manera segura aun cuando tenga artritis. Descubra cómo

Revisado el 21 de enero de 2022

Realización de ejercicios en casos de artritis

Si tiene artritis, le ofrecemos 8 consejos para que se ejercite de manera segura, desde la fase de calentamiento hasta los ejercicios de enfriamiento.

Cuando una persona tiene artritis, moverse puede ser doloroso. Y ese dolor puede hacerle pensar que cuanto menos se mueva es mejor.

Sin embargo, no es así. En realidad, el ejercicio es bueno para la artritis. Mantenerse activo tiene los siguientes beneficios:

  • Disminuye el dolor y la rigidez de las articulaciones.
  • Aumenta la flexibilidad, la resistencia y fortalece los músculos.
  • Mejora el estado de ánimo y la calidad de vida.
  • Ayuda a mantener un peso saludable.

Desde luego, usted desea hacer ejercicio de manera segura. A continuación, le brindamos 8 formas de hacerlo.

1. OBTENGA ASESORAMIENTO DE UN PROFESIONAL. Antes de comenzar, consulte con su médico o fisioterapeuta sobre cómo planificar un programa de ejercicios que sea seguro e integral. Estos profesionales pueden ayudarle a elegir las actividades adecuadas y enseñarle cómo hacer ejercicio de manera segura. También puede serle de ayuda contar con un entrenador personal certificado que tenga experiencia con otras personas que tienen artritis.

2. ETAPA DE CALENTAMIENTO. El calentamiento relaja los músculos al elevar la temperatura corporal y aumentar el flujo sanguíneo. Esto puede ayudarle a evitar lesiones y a evitar que sus articulaciones estén tan rígidas luego. El calentamiento puede ser tan simple como marchar en el lugar durante alrededor de cinco minutos.

3. ETAPA DE ESTIRAMIENTO. El estiramiento le ayuda a mantenerse flexible y les otorga a los músculos un rango de movimiento completo, lo que puede ser muy beneficioso si tiene articulaciones rígidas. El estiramiento es una excelente actividad por sí sola. También es una buena manera de prepararse para la actividad aeróbica o de enfriar el cuerpo después de hacer ejercicio.

4. VAYA A SU PROPIO RITMO. Cuando tiene artritis, el cuerpo puede tardar de seis a ocho semanas en adaptarse a un nuevo nivel de actividad. Entonces, ya sea que esté comenzando a hacer ejercicio o agregando ejercicios a su rutina actual, vaya despacio. Agregue un poco de actividad por vez y deje que su cuerpo se acostumbre al aumento de actividad antes de agregar más.

5. ELIJA ACTIVIDADES QUE NO DAÑEN SUS ARTICULACIONES. Las actividades que no exigen a las articulaciones tienen un riesgo de lesión bajo y no las tuercen ni golpean. Algunos ejemplos incluyen actividades como caminar, andar en bicicleta, ejercicios de gimnasia acuática, nadar o bailar.

6. MODIFIQUE LAS ACTIVIDADES SEGÚN SU NECESIDAD. Cambiar la manera en que realiza una actividad o adaptar los elementos que usa puede permitirle ejercitarse con mayor comodidad. Algunos ejemplos incluyen los siguientes:

  • Elija ejercicios que pueda hacer sentado.
  • Envuelva los mangos de las mancuernas y otros elementos con cinta adhesiva de espuma para que sean más fáciles de agarrar.
  • Desinfle ligeramente la pelota de ejercicios para que sea más estable al acostarse sobre ella.

7. TENGA UNA BUENA POSTURA. Tener una postura incorrecta puede causar lesiones y tensar las articulaciones. Por ejemplo, apoyarse en los reposabrazos de una cinta de correr o escalador puede aumentar el dolor en las articulaciones.

Si no está seguro de cuál es la postura correcta de un ejercicio en particular, pida consejos a un experto en acondicionamiento físico.

8. RESPETE EL DOLOR. El dolor está tratando de decirle algo. No lo ignore y continúe con el ejercicio. Está bien tener un poco de dolor después de un buen entrenamiento. Sin embargo, si siente sus articulaciones calientes o hinchadas, podría ser el momento de probar otro tipo de ejercicio que ejerza menos presión sobre ellas. Hable con su equipo de atención de la salud para obtener consejos.

Salga a caminar

Caminar es un gran ejercicio. No daña sus articulaciones ni afecta su economía. A continuación, le brindamos siete razones para agregar las caminatas a su rutina diaria.

CAMINE POR AQUÍ

Fuentes: Arthritis Foundation; Centers for Disease Control and Prevention; National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases